Tips para estimular el crecimiento de cabello

Hello!

Os quiero hablar sobre como conseguir que el cabello crezca más rápido de forma natural y sin extensiones.

Si bien es cierto que no existen pociones milagrosas, también es verdad que podemos estimular el crecimiento del pelo en casa y como siempre, con una muy baja inversión.

Todas las que habéis sufrido la ira de una peluquera/o, entenderéis el “por qué” de este post. Muchas otras ya conoceréis estos trucos. Aun así, os animo a seguir leyendo.

1- Aceite

Calentar aceite de oliva en el microondas hasta que quede templado y aplicarlo directamente en el cuero cabelludo.

Este paso lo podéis hacer con una brocha de maquillaje que ya no uséis para que sea mas fácil. Masajear y mantener la cabeza hacia abajo durante 4-6 minutos. Tras este paso, se puede dejar el aceite durante un rato ya que es muy bueno para el cabello, o lavarlo. Se debe repetir este “ritual” 7 días seguidos, y lo puedes hacer una vez al mes. Notarás que tu melena crece rápidamente.

2- Champú de Cebolla

Picar una o media cebolla. Colocar la cebolla picada en un bote o recipiente con champú. La medida perfecta sería, 1/2 botella de champú y 1/2 de cebolla. Se debe dejar reposar durante 15 días para que el champú absorba los nutrientes de la cebolla. Tras los 15 días, retirar la cebolla del champú, con un colador o una media. Lavar el cabello normalmente con la mezcla.

Sin duda, este es el truco que mejor me ha funcionado. Durante 4 meses lavé mi cabello con champú de cebolla y me creció el cabello justo el doble de lo que me solía crecer.

¿Qué tiene de malo? El olor. Al lavar el pelo el olor a cebolla se nota mucho, así que debes aplicar alguna mascarilla de frutas o con perfume fuerte. Pero el olor desaparece totalmente una vez el cabello se seca.

3- Champú de Quinoa o Quinina

Realmente este champú es sobre todo para las personas que tienen poco pelo. Si tienes poca cantidad de cabello y quieres una melena abundante, este es tu champú ideal.

El que yo he usado es el de la marca Klorane, de los laboratorios Pierre Fabre. Se vende en farmacias y parafarmacias. También lo podéis encontrar online. Cuesta alrededor de los 10€. Es un poco más caro, pero no se necesita un uso continuo. Puedes comprarlo y lavar el cabello con él solo una vez a la semana y el resto de días puedes utilizar tu champú de siempre.

Es importante tener en cuenta que el champú de quinoa reseca bastante el pelo, así que hay que hidratarlo bien con una mascarilla cada vez que lo utilicemos.


Espero que os hayan gustado estos trucos y que os animéis a ponerlos en práctica. Yo he probado muchas cosas y éstas son las que realmente me han funcionado.

XOXO

Anuncios

Tips para hacer una limpieza facial casera

Hello!

Hoy quiero daros la receta perfecta para hacer una limpieza facial en casa. Fácil y con ingredientes que normalmente tenemos en casa.

Ésta limpieza facial se debe hacer únicamente en pieles mixtas o grasas. Las pieles secas son muy sensibles a tratamientos caseros, por eso hay que hacerlos de una manera diferente.

1- Vapor

Hervir o calentar agua en el microondas.

Una vez caliente, verterla en un recipiente grande. Acercar el rostro al agua, sin tocarla, y colocar una toalla en la cabeza. Mantener esta posición durante alrededor de dos minutos. Si notas que te falta oxigeno, levanta la cabeza, respira y vuelve a la posición.

Con este paso lo que hacemos es abrir los poros.

2- Miel y azúcar

Mezclar miel y azúcar en cualquier recipiente. La miel debe quedar totalmente impregnada de azúcar.

Aplicar la mezcla en el rostro como exfoliante inmediatamente después del vapor. Aclarar la piel con agua tibia o fría y secar con leves toques de toalla, sin “restregar”.

3- Levadura de cerveza y limón

Mezclar levadura de cerveza con el jugo de un limón hasta que quede una pasta.

Utilizamos la pasta como mascarilla y la dejamos actuar hasta que esté totalmente seca. Retirarla con agua tibia o fría.

La mezcla de levadura de cerveza y limón es purificante y sirve para cerrar los poros.


Los pasos se deben seguir uno tras otro. Por eso lo mejor es tener todas las mezclas preparadas antes de comenzar con la limpieza facial.

Al terminar esta rutina notarás la piel del rostro muy suave y verás como los puntos negros han disminuido notablemente. Se puede repetir una vez al mes, si es necesario.

Los ingredientes que necesitas son:

– Agua caliente

– Miel

– Azúcar (No importa si es azúcar moreno o blanco)

– Limón

-Levadura de cerveza

He probado muchas mascarillas caseras, pero para mi, esta es la limpieza facial perfecta ya que yo tengo la piel grasa y me queda una piel lisa y libre de imperfecciones.

Espero que os haya gustado y os animéis a ponerlo en práctica porque los resultados son increíbles.

XOXO