Tips para ampliar tu vestuario a bajo precio

Hello!

Hoy quiero daros algunos consejillos sobre como conseguir ampliar nuestro fondo de armario,con poca o ninguna inversión y de una manera divertida.

1- Restaurar nuestra ropa

Todas tenemos prendas en el armario que no usamos y hay muchas páginas y blogs que pueden darte ideas sobre como restaurarlas.


Por ejemplo, podemos cortar las mangas de una chaqueta o camisa tejana para crear un chaleco. Puedes hacer que parezca desgastada utilizando una lija, o incluso, si eres un poco mañosa, utilizar un rotulador para telas, y hacerla aun más única.
Hace muy poco, descubrí un tinte de Iberia, que lo que hace es devolver el color a los vaqueros desgastados. Supongo que esto lleva en el mercado bastante tiempo y muchas ya lo conoceréis. Yo lo compro por 1€.

2- Comprar ropa china

Lo puedes hacer online o incluso buscar tiendas físicas con ropa procedente de China.
Comprando online la ropa es más barata, pero si eres de las mías, buscando tiendas físicas tendrás la ropa en el instante, ya que la mayor pega que tiene comprar online a China, es el tiempo de espera hasta que llegue el pedido.
Una de las cosas buenas que tienen estas tiendas físicas es que todas las prendas que tienen no están repetidas. Lo que quiero decir con esto es que yo puedo comprar una camiseta hoy, y mañana no va a estar porque solo tenían una de cada talla. De esta manera nos ahorramos encontrar nuestras prendas por todas partes.
Otra de las cosas que preocupa sobre este tipo de ropa es la calidad. No es ningún secreto que la ropa de muchas marcas conocidas es “made in China”, pero se tiene la creencia de que es de mejor calidad. Pues bien, mi experiencia personal me dice que no es así. De hecho, algunas prendas de ropa china me han durado mucho más que prendas compradas en una tienda de marcas conocidas las cuales han sido básicamente, usar y tirar.

3- Rastros de segunda mano

Mi favorita sin ninguna duda. Adoro los rastros de segunda mano.

En estos lugares podemos encontrar de todo, y más adelante hablaremos de todas las posibilidades que tienen. Pero ahora vamos a centrarnos en las prendas de ropa que podemos encontrar.
Lo primero que tenemos que tener claro a la hora de ir a uno de estos mercadillos, es que no vamos a encontrar nada parecido a lo que encontramos en las tiendas, y esa es la parte divertida. Todo lo que hay es único. Si eres una chica diferente y con estilo propio, seguro que te encantará.
No hace mucho tiempo, me hice con unos vaqueros Levi´s vintage por tan solo 1€. Me quedaban perfectos de talla, pero un poco largos, así que decidí hacerme unos shorts con ellos.


Otra de las prendas estrella que he conseguido en un rastro, fue un chaleco. Tengo que decir que parece “el chaleco de mi abuela”, pero queda súper estupendo con unos tejanos y por tan solo 50 céntimos.
Para ser sincera, en los rastros de segunda mano hay mucha “basura” como ropa manchada, pero mi filosofía es “si buscas, encuentras”.

Como ya habréis podido deducir, lo mejor de estos consejos es que permiten que nuestro vestuario sea único y original a muy bajo precio.

Espero que os haya gustado y que os inspiren para ser mujeres únicas.

XOXO